En este blog se permite fumar, aunque recomiendo no hacerlo en agradecimiento a una excelente homeópata a la que debo mucho. Se prohibirá terminantemente el día en que desaparezcan las armas atómicas, las centrales nucleares y sus residuos, la contaminación, la desertización y la pederastia. ¡Ah!, se me olvidaba, también se pueden dejar comentarios.

martes, 24 de noviembre de 2009

Hoy es un buen día para morir

video

Durante un recital en la Sala Dendaraba, de Caja Vital Kutxa, acompañado magistralmente a la guitarra por Rosa Arcediano.

HOY ES UN BUEN DÍA PARA MORIR

Hoy es un buen día

para morir;

estoy de acuerdo, sí.

Alce Veloz,

y Galgo Corredor,

y Nube Blanca,

y Cántaro de Lluvia,

y Lobo Gris, sí:

¡hoy es un buen día

para morir!

Podemos saludar

a las sombras que avanzan

con la hoguera encendida

y con la danza,

pero el Espíritu del Todo,

que habita igual

en las limpias estrellas

que en el lodo,

anuncia que se fue

el tiempo de esperanza.

Ya no quedan praderas.

Han talado los bosques

para vender madera.

De la cumbre más alta

de la sierra

al fondo del barranco

se asienta y prevalece

la loca inmadurez

del Hombre Blanco.

El volcán de la guerra

abrasa sin piedad

la Tierra entera.

El mundo está encerrado

entre fronteras

y en vez de yerba verde

hay carreteras.

Sólo existen dos leyes:

el dinero

y que dos veces da

quien da primero.

Los jóvenes se pierden

en la droga;

nuestras muchachas todas

adoran de rodillas

a la Moda,

y los viejos guerreros,

que anunciaron

de un nuevo amanecer

rosada aurora,

mueren en las esquinas

como perros.

Ya no quedan chamanes,

ni jefes valerosos

despreciando a la muerte

que protejan al débil

contra el feroz abuso

de los fuertes.

En vez de navegar

mares abiertos

de saber,

en los que hundir

el espíritu inquieto

como red,

el Hombre se sumerge

en Internet.

El tippi confortable

abierto al cielo

fue aplastado

debajo del pesado

rascacielos.

No queda ni un rescoldo

de limpio sentimiento

o de verdad

en esa inmensa cárcel

que ellos llaman

ciudad,

regida por el diablo

sonriente

de la Publicidad.

Quiero salir de aquí.

Quiero ser piedra,

o arena de desierto,

o arboleda,

o nube que recorra

los espacios

alejada del cielo

y de la tierra.

Estoy de acuerdo, sí,

Alce Veloz,

y Galgo Corredor,

y Nube Blanca,

y Cántaro de Lluvia,

y Lobo Gris:

hoy es un buen día

para morir...

¡porque nos hemos olvidado

de vivir!




2 comentarios:

  1. Ya lo había escuchado y creo que tambien leido en el foro, pero no esta de más releer cada tanto, tan elocuente y magnífica pieza literaria, con la que no se puede menos que coincidir y reflexionar a la par que se lee, desde luego que para coincidir necesariaente debe correr sangre por las venas y no monedas.
    Simepre es un gusto inmenso , encontrarme con tu poesía.
    Un abrazo descuartizador

    ResponderEliminar
  2. Favor que me haces, amiguete. Otro enorme para ti.

    ResponderEliminar