En este blog se permite fumar, aunque recomiendo no hacerlo en agradecimiento a una excelente homeópata a la que debo mucho. Se prohibirá terminantemente el día en que desaparezcan las armas atómicas, las centrales nucleares y sus residuos, la contaminación, la desertización y la pederastia. ¡Ah!, se me olvidaba, también se pueden dejar comentarios.

lunes, 29 de marzo de 2010

La santa compaña

He aquí un poema personal que espero sea de vuestro agrado. Da mucho miedo, así que espíritus pusilánimes y acojonados abstenerse. O mejor, no, a ver si os hacéis mayores de una vez, ¡carajo!

2 comentarios:

  1. Pues nos alejamos de los peregrinos nocturnos, ¡no! mejor ni salir de noche, no vaya ser...

    Un gusto escucharte Joe.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Se puede salir de noche, pero con gafas negras para no ver nada, ¡je!, ¡je! Un abrazote, Liz.

    ResponderEliminar