En este blog se permite fumar, aunque recomiendo no hacerlo en agradecimiento a una excelente homeópata a la que debo mucho. Se prohibirá terminantemente el día en que desaparezcan las armas atómicas, las centrales nucleares y sus residuos, la contaminación, la desertización y la pederastia. ¡Ah!, se me olvidaba, también se pueden dejar comentarios.

jueves, 28 de enero de 2016

Al atardecer





AL ATARDECER


Muere el maldito día
desparramando su sangre luminosa
sobre los lomos
azules y distantes
de la bravía sierra y escabrosa.
Las sombras de la noche
son negras cuchilladas de tinieblas
que hieren alevosas
el corazón de un Sol
apenas escudado por la niebla.
Muere de nuevo el día
y a su cósmica tumba arrastrará,
como otras veces,
mis sueños y quimeras
bajo el mirar burlón de las estrellas.
La oscuridad silente
me envolverá muy pronto con su manto,
urdido de recuerdos
de amores y esperanzas,
preñado de sollozos y de espanto,
y esperaré turbado
nacer a un nuevo día, como el Sol.
Herido el corazón y roto el pecho,
esclavo de esta frígida prisión,
cegado, mutilado, contrahecho,
sólo en tu amor está mi salvación.

2 comentarios:

  1. Supongo que será una bella inspiración que te ha proporcionado esta bella imagen, y no el sentir, bajo el burlón mirar de las estrellas, que con indiferencia... te mira, jajaja.
    Precioso Joe, me ha encantado tu poema dramático.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pero sin tangos, ¿eh?, je, je. Un abrazote y buen finde también para ti.

    ResponderEliminar