En este blog se permite fumar, aunque recomiendo no hacerlo en agradecimiento a una excelente homeópata a la que debo mucho. Se prohibirá terminantemente el día en que desaparezcan las armas atómicas, las centrales nucleares y sus residuos, la contaminación, la desertización y la pederastia. ¡Ah!, se me olvidaba, también se pueden dejar comentarios.

viernes, 26 de diciembre de 2014

Una cigüeña en la antena

Siempre me gustaron las cigüeñas, hasta cuando estaba en edad y momento de que me trajeran un bebé al menor descuido. Gracias a Dios se portaron bien, y sólo me trajeron los justos y necesarios, je, je. Ahora las veo pasar sobre los tejados de mi ciudad, y me quedo prendado de su elegancia, de ese dominio del cielo que parecen ejecutar sin el menor esfuerzo, plenas de agilidad, vigor y señorío. 
Hace un par de días fumaba un puro en el balcón de casa, cuando observé cómo una de estas preciosas aves realizaba su acicalamiento personal en la punta de una antena de telefonía móvil. No pude resistir la tentación de realizar una toma de vídeo, que quedó tal cual os muestro a continuación. Que la disfrutéis como hice yo. Feliz Año Nuevo a todos.

video

sábado, 13 de diciembre de 2014

Extraño (Nanorrelato)




EXTRAÑO

Era un tipo raro, anacrónico, extemporáneo y fuera de lugar. Los niños huían de él asustados, y los mayores le señalaban con el dedo mientras susurraban a sus espaldas:
—¡Mira, es ése al que le gusta la Navidad…!
(Servidor de ustedes)

jueves, 11 de diciembre de 2014

Aquel gran amor (Nanorrelato)





Les juro por lo más sagrado que fue el gran amor de mi vida. Aunque mi existencia se prolongara durante tres eternidades, no podría olvidarla. Se llamaba… ¡Caramba!, ¿cómo se llamaba …?
(Servidor de ustedes)